Páginas vistas en total

miércoles, 23 de septiembre de 2015

RECUERDOS DE LA CALLE DON SANCHO

FUE EN VALLADOLID:
Había una vez que Hevia tocaba y nadie estaba cansado.
Tienes suerte te decían...y resultó.
Los mejores testados están vistos, vacaciones y agua caída.
La cerveza está fría.
Estorbar luego.
En la cara la expresión de beber en porrón y el vino era de misa y tu lo recuerdas, aquella idea que te llevó a la Luna.
Eso es tiempo atrás.
Debes saberlo.
Qué pasó luego no lo recuerdas.
La calle Don sancho con su chalet adosado en Fuensaldaña
Sin duda el tiempo pasa a diario pero eso no cuesta dinero aunque a veces tienes la sensación de que todo cambia ppara que nada cambie.
Despacio y con cuidado hace años pensaba que lo sabía todo y esa primera canción que te recordaba algo en ti que era lo primero que pensaste cuando empezaste a fumar y luego más canciones en nuestra vida y te vas haciendo viejo y no te cansas del ritmo porque la vida es mejor cuando vives con más pasión.
Bailando, me pasó el día bailando.
Bailó todo el día...
Y ahora todo cambia.
Es así.

El hecho de ocultarse es elegir y la mente de repente corre para interceptar pero la vida no piensa y a veces se presenta una gran oportunidad en pleno caos, es así.
Pero lo que ayuda a la causa a diferencia no sabemos que es en busca de la ayuda externa para los que no dan la nota y son cualquiera forma substanciosa por fin en el borde del bosque.
Ahora seguimos teniendo la costumbre de nuestras heridas nómadas.
No vejar.
No perder.
Persistir.
Gigantescos logros en tres días.
Olor a calamares fritos.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario