Páginas vistas en total

domingo, 6 de abril de 2014

RANCHITOS

No son excatamente campos de concentración, cumplen una función de dar alojo y acomodo a los que no pueden pagarse una casa, son los ranchitos de centramérica o los de Venezuela y Argentina, ya hay cientos de miles de personas viviendo así, los desheredados de la tierra, los que subsisten con dos dólares al día.

En España se abre el negocio espectacular de las inmobiliarias. Por un lado tenemos que contruir ranchitos para los nuevos pobres y los que vendrán, pues hay gente que no tendrá dinero para vivir en una casa y tendrá que vivir en alguna parte. Las construcciones de los ranchitos cómo nuestros hermanos suramericanos cumplirán una función de dar acomodo y hospedaje que se puedan pagar a esos 8 de cada 10 andaluces que se han quedado sin casa y a esos 7 de cada diez gallegos que son pobres.

El punto número dos es que las casas en propiedad de los bancos pasarán a ser vendidas a extranjeros en fondos para la especulación en vista de posibles terremotos o desastres naturales en países extranjeros que traigan al interesado a vivir a zonas menos sísmicas.

GRUPO LAR, HISPANIA, COLONIAL, MERLIN, SACIR y tras einversiones para el mercado inmobilario están despuntando en el parqué.

¿Dónde va a vivir la gente que no tiene dinero para pagarse una casa? Realmente ni podrá alquilar, a veces son familias enteras...EL MODELO RANCHITOS de los paises iberoamericanos, que no son excatamente campos de concentración pues están muchas vces no sólo atendidos por el Estado sino en contuvernio con la Iglesia Católica y otras oenegés,  es lo que necesita este país llamado España. De esa maner nadie pasará hambre, nadie estará sin un techo.

La inversión en bolsa en el IBEX 35 de las inmobilirias nuevas y las ya creadas es un gran negocio apetecible para el capital extranjero que sanean la economía.

Lo que hay que hacer es  COMPRAR PISOS MADRID de la gente que esté interesada en vender o del que no tenga más remedio, pero el negocio está en todas las españas del mundo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario